Más de 40 años a tu servicio

941 234 393

Cómo individualizar el consumo de calefacción en comunidades

on oct 29, 2014

La Directiva europea de eficiencia energética 2012/27/UE obliga a instalar antes del 1 de enero de 2017 sistemas de regulación que permitan el reparto individualizado del consumo de calefacción en las comunidades de vecinos con instalación centralizada.

En el último medio siglo se ha producido un aumento progresivo de consumo de energía, con el inevitable agotamiento de las fuentes de energía tradicionales además de la contaminación atmosférica generada por las mismas.

Para solucionarlo, no hay más remedio que optar por la eficiencia energética, con el uso adecuado y sostenible de los recursos para asegurar su abastecimiento y la protección del medio ambiente.

La Unión Europea publicó en 2010 la Directiva 2010/31/UE  relativa a la eficiencia energética de los edificios, en la que se concretó un triple objetivo para 2020:

  • Reducir las emisiones de CO2 en un 20%.
  • Conseguir que al menos el 20% del consumo de energía consumida proceda de fuentes renovables.
  • Mejorar la eficiencia energética en un 20%.

Al ver que no se iban a cumplir estas previsiones, se publicó en noviembre de 2012 la Directiva de eficiencia energética 2012/27/UE , cuyas disposiciones deben trasponerse a la legislación de cada uno de los Estados miembros antes del 5 de junio de 2014.

Las viviendas y edificios son los grandes consumidores de energía (más de un 40% del total en toda la Unión Europea), siendo el consumo de energía en calefacción y climatización dentro del sector residencial un 42%. Aunque existen algunos edificios relativamente modernos con sistemas de alta eficiencia energética, hay un alto porcentaje de edificios antiguos con instalaciones obsoletas y muy poco eficientes.

En dicha Directiva se va a exigir que los usuarios de calefacción y ACS (agua caliente sanitaria), refrigeración, gas natural y electricidad, dispongan de un contador individual que registren los consumos reales de energía de cada uno.

Tales contadores serán obligatorios a partir del 1 de enero de 2017, por lo que las comunidades de propietarios dotadas de calefacción central deben ir preparándose.

Este reparto individualizado del consumo de calefacción repercutirá en un importante ahorro de energía, llegando en algunos casos al 40%, con lo que se puede amortizar el coste de la instalación mediante el ahorro conseguido.

Para contabilizar los consumos individuales se puede hacer de dos maneras:

  • En las instalaciones distribuidas por anillo, se instalarían contadores de calefacción a la entrada de cada vivienda.
  • En las instalaciones distribuidas por columnas, se instalarían en cada radiador válvulas termostáticas (regulan el caudal de agua y la temperatura en las habitaciones) y calorímetros (permiten medir el consumo en cada uno de ellos).

Con estos aparatos cada vecino pagará lo que consuma, con el consiguiente ahorro energético y económico.

Ven a visitarnos y te asesoraremos sobre este tema. No esperes al último minuto para realizar el cambio y empezar a ahorrar.