Más de 40 años a tu servicio

941 234 393

El ministerio de Industria elude imponer la contabilización individual de consumos de calefacción

on mar 16, 2016

El Consejo de Ministros aprobó el viernes 12 de febrero (con año y medio de retraso sobre el calendario fijado por el Parlamento Europeo) un real decreto de eficiencia energética, que es una transposición parcial de la directiva comunitaria en esta materia.

 

contador individual calefaccion isor mantenimientos
Este texto responde a cuestiones como son el contenido de las auditorías energéticas o quiénes serán los profesionales habilitados para realizar este tipo de trabajos. Sin embargo, la obligatoriedad de que todas las viviendas dispongan de contabilización individual de calefacción a partir del 1 de enero de 2017 no fue incluida en el real decreto.

Varias instituciones, entre ellas la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid y la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción (Aercca), denunciaron este retraso. El motivo, en su opinión, el grave perjuicio para cientos de miles de familias de no poder beneficiarse de las ventajas y ahorros que estos dispositivos suponen.

Según el presidente de Aercca, Ignacio Abati, el Ministerio de Industria justifica esta decisión por el hecho de estar en funciones. Se han quedado fuera del texto los artículos o disposiciones que tienen mayor impacto sobre el cliente final. Por otro lado, sí se han incluido los aspectos que repercuten sobre las empresas.

 

Borrador autorizado

 

El pasado junio, todo el sector apostaba por la aprobación de la transposición de la directiva, debido a que existía un borrador del real decreto que había obtenido el visto bueno del Consejo de Estado y todos los organismos de control preceptivos, como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Esta aprobación parcial de la normativa europea se interpreta, por parte de la OCU, como un desesperado intento por parte del Ejecutivo en funciones en evitar el expediente sancionador de la Comisión a España.

Para Apolonio Dorado, vicepresidente del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid “no se comprende que el Gobierno retrase ahora esta exigencia europea dado que en los últimos años ha solicitado, a través del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), la colaboración de los administradores de fincas para que las comunidades de propietarios aprobaran la instalación de repartidores de costes de calefacción”.

Según estudios independientes, así como la experiencia de otros países, la instalación de estos dispositivos supone un ahorro medio del 20-25% por vivienda (unos 224 € al año). También implica luchar contra el cambio climático, ya que se prevé evitar la emisión de 2,4 toneladas de CO2 al año. Por estos motivos, Aercca insiste en que la trasposición total de la directiva no debería demorarse más.

 

Qué ocurre si ya decidió cambiar su instalación

 

Los administradores de fincas sostienen que, según estimaciones del sector, desde que el año pasado comenzó a divulgarse que el Gobierno ultimaba la implantación de esta directiva europea se han invertido más de 11 millones de euros en la instalación de 400.000 repartidores y 200.000 válvulas termostáticas aproximadamente en todo el país, lo que significa que unos 1.250 edificios residenciales ya han apostado por individualizar su consumo de calefacción.

Desde Aercca insisten en que aunque la obligación de tener estos contadores individuales no esté aún aprobada por ley, la regulación llegará en breve, puesto que procede de una normativa de mayor rango como es la europea. “Además, no solo no han tirado su dinero, sino que han empezado ya a ahorrar”, asegura Ignacio Abati.

Un estudio elaborado por la Universidad de Alcalá concluye que entre las medidas orientadas a ahorrar energía, el uso de repartidores de costes de calefacción central y las válvulas termostáticas es la más eficiente (20%-30%), seguida de la disminución de la temperatura ambiental de la vivienda en un grado centígrado (5%-10%), el cambio de quemador (9%), la mejora de la envolvente del edificio (5%-8%) y el cambio de caldera (7%).

“Es también la más barata, ya que tanto si se opta por comprar los nuevos dispositivos, como si se decide alquilarlos, la inversión se amortiza en menos de dos años, un periodo mucho más corto que otros métodos destinados a conseguir ahorros energéticos en los hogares”, aclara el presidente de Aercca. Por todo ello, la OCU exige al Gobierno que cumpla con sus compromisos y transponga en su totalidad la directiva para que se puedan beneficiar de ella millones de familias.

Fuente: cinco días